¿Cómo curar las varices?

Cuando era pequeño e iba de visita a casa de los familiares de mi madre recuerdo ver como una de sus tías tenía unas varices horribles en sus piernas.

Me preguntaba cuál podría ser la causa de dichas cosas horribles que tenía en las piernas, pero sin profundizar, algo normal en un niño.

Esa tía de mi madre dejó de ser funcional a cierta edad, de tal manera que ya no podía hacer las tareas más básicas y apenas caminaba con dificultad.

El problema más relevante, el que se veía más claro, era el de las varices, aunque es fácil comprender que dicho problema no era sino la punta del iceberg de algo más general y que en realidad afectaba a la salud de mi tía.

¿Qué son las varices?

Bien, todo el mundo sabe que las mismas son una especie de manchas que aparecen en las piernas y que suelen provocar protuberancias; algo así como si fueran venas hinchadas.

La gente que las padece empieza a preocuparse por la dietética y quieren curarlas para no tener que pasar vergüenza porque la vean en la calle con esos manchones.

En muchos casos, las varices acaban por acarrear problemas que acaban afectando a la salud de la persona, como en el caso que comenté de mi tía.

Las varices se forman cuando las venas y válvulas que regulan la circulación no funcionan correctamente, de ahí que se formen las mismas.

Las supuestas causas pueden ser el cansancio, estar de pie, estar sentadas, el no hacer deporte y causas relacionadas con la inmovilidad, pero lo cierto es que en realidad dichas causas no tendrían por qué ser causa suficiente para que aparezcan dichas varices. Bien puede haber alguien que pase mucho tiempo sentado y no desarrollarlas, mientras que alguien que no se sienta mucho sí las desarrolla.

Por seguro que han de haber otros factores fisiológicos causantes de las mismas.

La cosa es sencilla: con la edad o con determinados problemas de salud la sangre que baja a las piernas deja de subir otra vez al corazón con facilidad.

Por lo tanto, vamos a ver las posibles soluciones o remedios para el tema, pero siempre sabiendo que una vez que las tenemos es muy complicado eliminarlas y a lo más que deberíamos aspirar es a aliviarlas.

Remedios para curar las varices

Curar las varices con operación quirúrgica

Este es el caso más drástico y el que es más efectivo es en teoría para acabar de raíz con el problema.

Estas técnicas requieren el uso de laser o escleroterapia, o en casos más fuertes, la cirugía tradicional en forma de microcirugía.

Si bien son maneras de acabar con las varices no están exentas de riesgos.

Curar las varices con ejercicio físico

Hacer algún deporte o actividad física es algo que sin duda va a ayudar a aliviar, no solo el problema de las varices, sino muchos otros que tengamos.

No obstante, esto no es  ningún remedio milagroso sino algo que nos va a ayudar a encontrarnos mejor con nosotros mismos y a tener una mejor salud en general.

En este caso unos deportes serán mejores que otros, así como también habrá una serie de ejercicios indicados para intentar aliviar el problema.

Un consejo particular es que cualquier deporte o ejercicio practicado sería bueno que se desarrollase al aire libre, es decir, cogiendo algo de luz natural.

Curar varices con aloe vera

El aloe vera es una de las plantas más usadas por las medicinas tradicionales, y es algo que usa mucha gente aplicado tópicamente.

Uno de los usos tópicos más conocidos es el de intentar tratar las venas inflamadas y las varices.

Curar las varices con ajo

El ajo es otro de los elementos naturales fundamentales para curar ayudar en muchas enfermedades y problemas de salud.

En este caso se trata de una sustancia que produce un efecto anticoagulante y antiinflamatorio.

El uso más común es el tópico, que mediante un poco de mezcla con aceite de oliva es una buena solución para masajear las piernas.

Curar las varices con el perejil

El perejil es una de las sustancias más saludables que podamos usar en nuestra dieta habitual.

Es algo que siempre ha estado en la dieta de nuestras madres en nuestros platos.

Seguro que en los tiempos de antaño, con tanto perejil en potajes y demás platos, no había tanta indecencia de tantos problemas como hoy en día con las varices.

Las maneras de utilizar este remedio son mediante la toma de infusiones de perejil y además aplicándolo de manera tópica, o ambos métodos.

Otros remedios para curar las varices

  • Masajes con vinagre de manzana
  • Alternar agua fría y caliente en forma de hidromasajes
  • Masajes de aceites esenciales tipo tomillo o romero.
  • Infusiones de cola de caballo
  • Infusiones de castaño de indias

¿Pero por qué tenemos varices?

Bueno, aparte de las razones típicas que ya nombré anteriormente, es posible que hayan otras cuestiones que afecten a nuestro estado fisiológico de manera muy fuerte.

La principal de esas cuestiones vendría a ser lo que comemos, evidentemente.

Dependiendo de lo que comemos, y cada persona come diferente, estaremos introduciendo unos determinados componentes en el cuerpo.

No es lo mismo comer una dieta rica en calcio y pocas grasas que una dieta rica en grasas y poco calcio, por poner un ejemplo.

Pues bien, resulta que hace 15 años en un artículo publicado en consumer, se comento que la incidencia de varices no paraba de subir y que ya afectaba a 2,5 millones de ciudadanos.

Si las varices están aumentando de manera tan drástica ha de haber una razón por ello.

Muchos dirán que la gente lleva una vida más sedentaria y que esa es la razón principal, lo cual no deja de ser verdad.

¿Pero y si hay otras razones para que haya aumentado la incidencia de varices?

Solo pensemos que la dieta de los últimos 50 años ha cambiado de manera radical, no solo el “sedentarismo”.

Antes la gente ni se planteaba si la dieta era buena o no, pero en cierta manera tenían que asegurarse de que así fuera porque en aquellas épocas no había tanta facilidad de usar la seguridad social como ahora.

Hoy en día, las dietas han cambiado más de lo que pensamos.

La gente ha sustituido la mantequilla por la margarina y todo el mundo usa aceites vegetales para cocinar y freír porque como supuestamente no crean colesterol han de ser “buenos”, y sin embargo, parece ser que por intentar evitar eso, la incidencia de otras enfermedades es muy superior, tal y como es el caso de las varices.

Ahora están de moda las comidas en restaurantes y las “comidas rápidas”, la Nueva Era, supuestas dietas vegetarianas, cetogénicas, ejercicio físico exhaustivo, etcétera.

Pero no, resulta que el número de varices en general va en aumento, así como también va en aumento la cantidad de estrógeno a la que sometimos a nuestro cuerpo, no solo en los alimentos sino de otras maneras.

¿Podría ser que ambas cosas están relacionadas?

En los círculos científicos hay estudios que prueban que hombres con niveles altos de estrógeno tienen una incidencia mayor de varices. Pero claro, según el sistema el estrógeno es bueno y es recomendado para muchas cosas.

Hay gente que dice haber mejorado este remedio aplicando vitamina E tópica.

Otros dicen que aumentando las proteínas y el calcio se da la solución.

Y así muchos remedios más.

Lo cierto es que es casi seguro que lo que comemos y lo que hacemos tiene mucho que ver con el aumento de la incidencia de estas varices, las cuáles son una viso del cuerpo de que algo no estamos haciendo bien.

Quizá, si cambiáramos algunas cosas, entre ellas nuestra dieta, podríamos evitar tener este tipo de problemas en muchos de los casos.

En un caso más grave siempre es mejor acudir a un médico.

Gracias por compartir

Deja un comentario